El campo emplea a un total de 80 mil personas en la provincia de Buenos Aires, y 8 de cada 10 de esos trabajadores son varones. La cifra se desprende del Censo Nacional Agropecuario (CNA), cuyos resultados preliminares fueron difundidos por el Indec en las últimas horas.

Los resultados del Censo mostraron una radiografía de la actividad agropecuaria en el país, que no se veía desde 2002, ya que en 2008, en pleno conflicto del Gobierno con el campo, hubo dificultades en términos de cobertura en varias jurisdicciones.

Del informe se desprende que el campo bonaerense tiene un total de 79.796 ocupados permanentes, entre productores y trabajadores, de los cuales, 64.469 son varones (80%) y 11.221 son mujeres (20%).

A nivel nacional, el porcentaje que da cuenta de la mayor ocupación masculina no varía: son 420.704 ocupados permanentes, de los cuales el 82% son varones. De ese total, 195.561 son productores o socios y 225.143 son trabajadores permanentes.

Mientras que en territorio bonaerense, del total de ocupados 53.567 son trabajadores con distinta relación con el productor: 7137 son familiares y 46.173 no familiares.

De los no familiares de los productores, 2461 (5,32%) dijeron no percibir ningún tipo de remuneración por su trabajo, mientras que entre quienes tienen relación familiar, ese número se eleva a 3.409 y representa el 47,7%.

Asimismo, el Censo divide a los trabajadores por categorías: encargados, mayordomos y capataces; medieros; profesionales y técnicos; operadores de ordeñadores; operadores de maquinarias; peones generales; otras ocupaciones agrarias y otras ocupaciones no agrarias.

La mayoría de los empleados sin relación familiar con los productores se concentran en la categoría “peones generales” (21.027).

Respecto al nivel educativo, el Censo sólo arroja resultados de la medición a los productores: de un total de 25.411, 742 (3%) dijeron no estar alfabetizados, es decir, no saber leer ni escribir. Asimismo, 8.943 completaron estudios primarios y 8.590 secundarios. Solo 4.844 tienen estudios universitarios.

Como viene informando DIB en base a los datos del Censo, la provincia de Buenos Aires posee el 15% del total de hectáreas productivas del país y un tercio de la superficie sembrada de cereales y oleaginosas. De acuerdo a los datos, en 2018 en territorio bonaerense se relevaron 23,7 millones de hectáreas distribuidas en 36.644 explotaciones agropecuarias. Esto representa el 15% del total del país, en donde se registró un total de 157,4 millones de hectáreas productivas divididas en más de 228 mil parcelas.

Viviendas y población

En territorio bonaerense hay un total de 61.253 viviendas rurales, de las cuales el 34% están actualmente deshabitadas (20.770). De las personas que allí residen -un total de 92.182- 32.926 son mujeres y 59.173, varones (el resto sin identificar).

Del Censo se desprende que el campo argentino está habitado, en gran proporción, por hombres mayores de 40 años, que en rigor representan el 33,4% (son 30.866 habitantes).

Datos generales

A nivel nacional, se relevaron 206,7 millones de hectáreas en 594.064 terrenos y se censaron 250.881 explotaciones agropecuarias (EAP) con 480.191 parcelas. Además, se identificaron 222.201 EAP con límites definidos con 470.257 parcelas, 22.506 EAP sin límites definidos con 26.059 terrenos sin límites y 6.174 EAP mixtas con 9.934 parcelas y 7.445 terrenos sin límites definidos.

De las 250.881 explotaciones agropecuarias censadas, contra las 333.533 existentes en el Censo de 2002, se desprende que desaparecieron 82.652 explotaciones en 16 años (un 25%), lo que se determina en parte por un proceso de concentración de la actividad agropecuaria.

Los datos relevados dan cuenta que en la provincia de Buenos Aires hay un promedio de 648 hectáreas por unidad. Sin embargo, un gran número se encuentra concentrado en pocas manos: 9,6 millones de hectáreas (el 40% del total) pertenecen a 2.516 unidades productivas, que en conjunto poseen explotaciones de siembra intensiva, con más de 2 mil hectáreas cada una.

Según su destino, de las 23,7 millones de hectáreas bonaerenses, 7,4 millones se destinan a la implantación de cultivos anuales; 2,5 millones a forrajes; 10 millones son pastizales; y 2,2 millones no se encuentra apta para el cultivo. (DIB)

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí