Un hombre que denunció haber sido abusado sexualmente en su adolescencia por el cura Eduardo Lorenzo aseguró que, si bien hubiera querido que el sacerdote fuera enjuiciado, al suicidarse “esa basura ya no podrá tocar nunca más a un chico”, y advirtió que seguirá adelante con la causa penal hasta que se investigue el encubrimiento por parte de las altas jerarquías eclesiásticas de La Plata.

“Yo me siento bien, es una victoria, al haberse matado esa basura (Eduardo Lorenzo) nos garantiza que nunca más va a tocar a un chico y que la Iglesia no va a poder seguir encubriéndolo”, afirmó Julián Bártoli en un video que subió a YouTube.

Bártoli (32) es uno de los cinco hombres que denunció ante la justicia haber sido abusado por Lorenzo en su adolescencia, cuando participaba de las actividades parroquiales en la iglesia Inmaculada Madre de Dios, de la localidad platense de Gonnet donde el sacerdote se desempeñaba.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí