El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que “no está previsto” un posible “auxilio” financiero a la provincia de Buenos Aires por el vencimiento de deuda, por lo que pidió “paciencia” para ver “cómo encarar el problema”.

De esta forma, Fernández apoyó los dichos de su ministro de Economía, Martín Guzmán, quien ayer había descartado un posible “rescate” de la deuda de la Provincia, que afronta obligaciones por más de 500 millones de dólares. Las declaraciones del funcionario generaron un impacto negativo en los mercados, que respondieron con un desplome del 7,3% de los bonos provinciales.

En declaraciones al canal C5N, Fernández también respaldó al gobernador Axel Kicillof, al indicar que “lo trataban como el culpable” de la situación del distrito cuando “en verdad, los únicos culpables son los que destruyeron la economía en la provincia y la endeudaron como la endeudaron”, en referencia a la gestión de Cambiemos.

Coparticipación, inflación y críticas

En otro orden, Fernández dijo estar “seguro” de que podrá “ponerse de acuerdo” con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para avanzar en la reducción de la coparticipación federal que recibe ese distrito.

El mandatario apostó por “encontrar el modo” de hallar una “solución a este problema” y concretar el plan de una “Argentina integrada”.

También reconoció que en 2020 habrá una inflación “de arrastre” por la “inercia inflacionaria severa” heredada de la administración de Mauricio Macri.

“Teníamos claro dónde nos metíamos, pero día a día aparecen nuevos problemas que no estaban expresados”, sostuvo el mandatario, al reiterar que recibió un país “con muchas dificultades en lo económico y lo social”.

Pese a ello, sostuvo que su gobierno no tiene una “política de la denuncia, que fue lo que pasó en la gestión anterior”, pero aclaró que “el que haya cometido un delito deberá responder” ante la Justicia. (DIB) 

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí