La Plata, feb 5 (DIB/AMPLIACIÓN).- El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, formuló hoy un fuerte reclamo a la oposición para que libere vacantes y permita renovar la integración de los directorios del grupo Bapro y el Banco, con una frase irónica: “compren un destornillador y desatorníllense”. Desde Juntos por el Cambio, lo acusaron de “ir por todo” y advirtieron que no convalidarán esa estrategia.

“Aprovecho desde acá a pedirle a la oposición, que tomen nota, perdieron las elecciones, lo que considero lógico y razonable es que dejen que el Banco Provincia vuelvan a actuar en consonancia con la política de las actuales autoridades de la provincia de Buenos Aires”, disparó Kicillof durante un acto en La Matanza en el que presentó un programa con beneficios para la PyMES en el que participa el Banco.

En un tono duro, el gobernador fue más allá y, al presentar a presidente del Banco, Juan Cuattromo apeló a la ironía para reclamar que “compren un destornillador, desatorníllense y por favor no pidan doble indemnización los funcionarios políticos”. Añadió que no hacía el reclamo “por una cuestión de territorialidad ni necesidades políticas”.

Aunque la referencia a la doble indemnización pareció una alusión directa al ex titular de Arsat, Raúl Martínez, en realidad Kicillof apuntó a la situación del intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien formalmente preside el Grupo Bapro, ya que la renuncia que presentó en diciembre no fue  aceptada por la asamblea del directorio de esa entidad debido a que la oposición no permitió que se reúna.

Pero la llave para destrabar la situación no está en el Grupo Bapro sino en el directorio del Banco Provincia, del que depende. Allí, 24 horas antes de que Kicillof exprese, su enojo el director por la  oposición Diego Rodrigo había hecho caer el quórum en la sesión en que se iba a votar la realización de la asamblea de Grupo para avanzar con la renuncia de Macri.

Las versiones respecto de por qué Rodrigo, un radical que hasta ahora avaló el resto de las iniciativas del Ejecutivo en el Banco, no dio su consentimiento son diversas. Según fuentes del Gobierno, el mismo dijo que “el ex vicegobernador Daniel Salvador le pidió que no lo haga, ya que la exgoberandora María Eugenia Vidal ?que está de vacaciones en el exterior- no lo había autorizado”.

Pero Rodrigo asegura que se opuso porque el Ejecutivo quiso imponer cinco nuevos directores en el Grupo, “todos propios” y, de ese modo, no garantizar la representación de la oposición en el cuerpo. “No convalidamos el vamos por todo”, dijo a DIB el director del Banco.

La tensión respecto del directorio del Grupo -integrado por Macri y otros ocho directores- remite a la situación en el directorio del Banco, que quedó con el quórum “justo” para funcionar después de la renuncia del massista Mario Meoni que asumió como ministro de Transporte nacional y de la finalización del mandato de tres directores nombrados por Vidal.  Por eso, con un quórum de 5 para funcionar, la negativa de Rodrigo paralizó al directorio.

Kicillof realizó una movida para blindarse: presentó ante el Senado el pliego de Alejandro Formento, para reemplazar a Meoni. Si fuese aprobado, el Ejecutivo quedaría con mayoría propia en el Banco. Pero Juntos por el Cambio, que tiene mayoría en la cámara Alta, aún no lo trató.

En el gobierno dicen que además de Macri, la imposibilidad de renovar el directorio del Grupo permite que unos 60 funcionarios de la administración anterior sigan en sus cargos, en ese directorio y en los de las empresas que dependen de él, como Bapro Seguros, Leasing, ART, Fondos, Mandatos y Vida, entre otros. (DIB)

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí