El Procurador General de la provincia, Julio Conte Grand, ordenó a los defensores oficiales avanzar con pedidos de prisión domiciliaria u otras alternativas de detención para los detenidos que se encuentren dentro de los grupos de riesgo del coronavirus.

Mientras en diferentes cárceles se restringen las visitas para evitar la propagación del virus, Conte Grand instruyó a los defensores, a través de una resolución publicada hoy, a que pidan masivamente, para aquellas personas con mayor riesgo ante el avance de la enfermedad, modalidades de prisión morigerada, con el objetivo de que puedan ser atendidas de forma individual durante la emergencia.

La disposición destaca que los abogados deberán proceder al “requerimiento de medidas de prisión con detención domiciliaria, así como de morigeración de la prisión preventiva o sus alternativas respecto de sus defendidos privados de la libertad que, de acuerdo a los criterios epidemiológicos vigentes y las razones de salud pública involucradas, requieran una protección individualizada por considerarse población en mayor riesgo ante el Covid-19”.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí