El hipermercado Carrefour cerró su puerta en el predio emplazado en Avenida La Plata al 1700 en Boedo para dar paso a la transición de los terrenos, tal como lo estipula la Ley de Reparación Histórica votada oportunamente en la Legislatura. En este contexto, 170 empleados de la cadena de supermercados aseguraron que la compañía solo les “ofreció” la apertura de retiros voluntarios y que no dieron ninguna garantía de relocalización para conservar sus puestos de trabajo.

El CEO local de Carrefour, Rami Baitieh, lo confirmó ante los trabajadores “Tenemos que devolver terrenos antes del 1º de junio. Intentamos encontrar una solución pero no se logró y Carrefour tiene la obligación por la ley de devolver terreno”.
En ese momento se les “propuso” a los 170 trabajadores del supermercado una oferta de retiros voluntarios: quienes lo acepten cobrarán la indemnización más un plus del 75 por ciento. En esa misma propuesta, Baitieh agregó que se mantendrán los servicios de la obra social “por lo menos” hasta fin de año. No bien finalizó la reunión, los empleadores explicaron que no hubo ninguna garantía de relocalización ofrecida por parte de Carrefour.

Voceros de la compañía aseguraron a la agencia Télam que “no habrá despidos” ya que a los trabajadores que no acepten el plan de retiro, se les dará la opción de ser reubicados en otras sucursales.

En 2012 la Legislatura había aprobado un convenio para que la firma francesa le venda al club las tierras, ahora el Club deberá esperar a que se apruebe la habilitación para la construcción de un estadio en el barrio.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí