Los combustibles sufrirán un nuevo incremento de precios de entre un 3% y 4% desde este fin de semana por el impuesto que el gobierno nacional cobra a las petroleras.

La inflación y la devaluación del peso argentino se suman a los motivos del ajuste.
El impuesto que grava al carbono y los combustibles líquidos subirá un 11,8%.
Entonces, según estimaciones, el gasoil subirá un 3% y las naftas un 4%.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí