Según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el índice de desocupación cerró el segundo trimestre en 10,6%, por encima del 9,6% de igual período del año pasado, con un 34,5% de trabajadores informales.

En Mar del Plata, la tasa de desocupación alcanzó el 13.4 por ciento y se convirtió en la más alta de todo el país. Esa tasa equivale a unas 43 mil personas que carecen de sustento económico. En el Conurbano bonaerense, en tanto, alcanzó el 12.7 por ciento, es decir unas 675 mil personas.

La subocupación demandante, es decir, la gente que trabaja menos de 36 horas semanales, pero quieren ampliar esa carga, aumentó al 9,2% en el segundo trimestre de este año contra el 7,7 de abril-junio del 2018.

Por otro lado, la subocupación no demandante se mantuvo casi sin variantes en el 3,9% desde el 3,4% anterior.

El incremento en la desocupación se dio en el marco de una mayor cantidad de personas que salieron a buscar empleo en un contexto de una economía en recesión, el PBI se retrajo 2,5% en el primer semestre, por lo que la creación de puestos de trabajo no alcanzó a absorber la oferta.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí