Vecinos de la localidad de Pinamar se movilizaron este domingo para pedir justicia frente a la comisaría 1ra. local, en donde se encuentran detenidos los diez rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa.

La concentración se realizó en las inmediaciones de la dependencia policial, ubicada en la avenida Jorge Bunge. Allí, decenas de personas se expresaron de manera pacífica, mientras la comisaría era custodiada por agentes.

“No fue una pelea, lo mataron entre diez. Fernando tenía nuestra edad, como cualquier adolescente. Lo que le pasó, le puede pasar a cualquiera”, sostuvo la joven que organizó la movilización.

En tanto, otra de las manifestantes pidió “justicia” y que los acusados “paguen”. “Tengo un hermano de la edad de Fernando. Así como le pasó a él, le puede pasar a muchísimos chicos”, señaló.

Báez Sosa tenía 18 años y fue asesinado a golpes a la salida de un boliche de Villa Gesell. Por el hecho fueron detenidos diez rugbiers y el remero Pablo Ventura (21), quien está imputado pero fue excarcelado desde el martes último.

La investigación por el crimen continuará mañana con la tercera jornada de ruedas de reconocimiento de los acusados y el inicio del peritaje a los teléfonos celulares secuestrados en la causa. (DIB) 

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí