Los ministros de Salud de las provincias argentinas no llegaron a un acuerdo en torno a aplazar la aplicación de la segunda dosis de las vacunas contra el coronavirus para ampliar la cantidad de personas con al menos una dosis antes de la llegada del invierno, pero la ministra nacional, Carla Vizzotti, aseguró que no debe generan preocupación si pasan más de 21 días entre una y otra inoculación.

Las definiciones surgieron de una nueva reunión del Consejo Federal de Salud (CoFeSa), que es encabezado por Vizzotti e integrado por todos los ministro provinciales de Salud. En el encuentro se esperaba alguna definición en torno a la posibilidad (alentada por la provincia de Buenos Aires y por Nación) de aplicar una sola dosis de las vacunas contra el coronavirus mientras duren las demoras en las entregas, con el objetivo de inocular a la mayor cantidad de personas antes de la llegada de la “segunda ola”, algo que Vizzotti reconoció como una “posibilidad concreta”. 

Tras el encuentro, la ministra nacional dijo que “si se difieren los 21 días” entre la aplicación de la primera y la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, “no es para preocuparse”, y afirmó que a medida que vayan llegando más dosis del exterior “se va a ir citando” a los que les corresponde la segunda dosis.

Sobre las 3 millones de dosis de la vacuna Sinopharm anunciadas semanas atrás, de las que se esperaban una entrega en los próximos días, la funcionaria sostuvo que “están en China. El anuncio fue que se firmó el contrato, luego hay una serie de trámites que se deben realizar antes de su llegada”.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí