El mundo del espectáculo en Rusia vive un escándalo. Ksenia Puntus apareció desnuda y cubierta de sangre en la puerta de su edificio tras caer desde un tercer piso; su estado es crítico y lucha por su vida.

La joven de 21 años sufrió graves lesiones en la cabeza, en el pecho, la pelvis, las costillas y las piernas; enseguida fue asistida por los paramédicos, quienes no pudieron reanimarla, aunque ya recobró el reconocimiento. Fue operada dos veces y permanece en terapia intensiva.

Los investigadores intentan dar con la verdad de lo sucedido. El hecho ocurrió en el departamento de Andrei Bakov, su novio, quien estaba presente en su domicilio y lo que llamó la atención a la policía fue que intentó encubrir lo acontecido.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí