La fiscalía penal de La Plata, a cargo de Cecilia Corfield, pedirá que el cura Nicola Corradi, condenado ayer en Mendoza, sea trasladado a esa ciudad para ser indagado por la presunta comisión de similares delitos contra menores hipoacúsicos de la sede del Próvolo de la capital provincial. La causa se inicio en 2016 tras conocerse que Corradi y Corbacho, también habían trabajado en ese lugar casi dos decadas por lo que a fines de abril último, la justicia platense ordenó su detención La de Eliseo Pirmati, y de un empleado del Iugar, acusados de abusos sexuales y torturas a niños internados en ese establecimiento

La fiscal , Cecilia Corfield dijo a partir del afallo de Mendoza no descarta nuevas denuncias

Escuchá el audio

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí