Luego de que los dueños de la firma Suschen S.A, productora alimenticia de las mielcitas abandonen la fábrica, los trabajadores recuperaron el local y pondrán en marcha nuevamente la producción.

Las 66 mujeres y 22 hombres, que en julio habían perdido su fuente laboral, consiguieron conformar una cooperativa, luego de una labor consensuada que incluyó diferentes actividades para reactivar el edificio.

“Estamos en plena etapa de trámites, con la entrega de los últimos papeles para la conformación de la cooperativa”, indicó Silvia Ayala, trabajadora de la compañía y flamante presidenta, elegida por sus pares.

En este marco, los operarios se reunirán el lunes con autoridades de La Matanza para acordar cómo pueden afrontar el alquiler del local, porque es una deuda que se acumula desde que se abandonó el lugar.

En relación a los antiguos dueños, Ayala dijo que “lo único que sabemos es que hay una abogada presentándose en nombre de ellos pero eso va por otro carril”. “Estamos entusiasmadas por la posibilidad de seguir produciendo, nos da esperanza”, completó.

La conquista de los trabajadores no es menor en un contexto de recesión económica que generó el cierre de miles de Pymes y por ende, la pérdida de cientos de puestos de trabajo en tan solo cuatro años.

Al respecto, el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, realizó un informe en donde dejó en evidencia que se destruyeron 40 fuentes laborales en el último año.

“La desocupación alcanzó los dos dígitos en el segundo semestre del 2019 trepando al 10,6%. Creció 4,7% en relación a 2015 y 1%, en relación a 2018. Se estima que hay 2,2 millones de desocupados en la Argentina”, completa el estudio. DIB

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí