Estos son esos textos:

-“Nos cagamos a piñas en el boliche. Nos sacaron a todos. Esperamos que se vaya la policía y ahí los recagamos a piñas”.

-“Dos convulsionaron, uno lo mandamos al hospital, sin signos vitales. Ahora estamos yendo a Mc Donalds a ver qué pasa”.

-“Amigo, flasheamos. matamos a uno”.

Ante ese mensaje, el destinatario le contestó: “Son los demoledores”.

Y luego Cinalli continuó:

-“Amigo, avisame cuando llegás. Nos vamos a la playa. Previa en casa, vienen todas las gatas”.

-“Yo sólo quiero tomar vino y fumar flores”.

Cinalli es el mismo y único imputado que habló ante el juez de Garantías David Mancinelli el día de la audiencia oral previa a la definición de sus prisiones preventivas y le dijo: “Lo único que quiero decir es que lo que pasó, ninguno de nosotros quiso que pase”.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí