La diputada provincial Débora Indarte destacó las medidas impulsadas por el gobierno de Axel Kicillof que “buscan aliviar la situación de aquellos contribuyentes que se ven afectados por el aislamiento obligatorio”.
Se trata, según comentó,  de una serie de disposiciones lanzadas por ARBA “para ayudar a las Pymes, trabajadores y familias bonaerenses que tienen dificultades de afrontar los pagos en el marco de la pandemia”.
Concretamente, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) reprogramó para el mes próximo el vencimiento de la cuota 2 del impuesto Inmobiliario Urbano, tanto en la planta baldía como edificada, que vencía el 14 de abril.
Con los cambios implementados en el calendario fiscal, el vencimiento de la segunda cuota del Inmobiliario Urbano pasará para el 14 de mayo, es decir que habrá un plazo de 30 días más para pagarla.
“Lo hemos hablado con el director del organismo, Cristian Girard. La idea es que el que no puede pagar ahora, pague después. En tanto que pedimos por favor, por solidaridad, que el que esté en condiciones de pagar que lo haga porque la Provincia necesita recursos”, dijo la legisladora de Mar del Plata.
La prórroga beneficia a 3.200.000 familias, y remarcó que “es un esfuerzo muy importante para la provincia de Buenos Aires”, ya que implica un costo fiscal de 900 millones de pesos.
Recordó que también se pospuso el vencimiento de Ingresos Brutos, por lo que el esfuerzo fiscal del Estado provincial superará los 1.350 millones de pesos mensual.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí