El gobernador electo, Axel Kicillof, deberá transitar sus primeros dos años de gobierno con una Legislatura adversa y estará obligado a negociar con María Eugenia Vidal la aprobación de cualquier ley o pedido de endeudamiento.

Así surge de los resultados provisorios de las elecciones generales, en los que se destaca que respecto de las PASO el Frente de Todos perdió una banca en Diputados y otra en el Senado. En la cámara baja ese retroceso le valdrá perder la mayoría, a la que iba a acceder con 46 escaños, exactamente la mitad del cuerpo.

Aunque puede haber alguna modificación en el escrutinio definitivo, con los resultados de esta noche el Frente de Todos sumaba 13 bancas en el Senado, mientras que Juntos por el Cambio se quedaba con las restantes 10. En tanto, en Diputados el peronismo se adjudicaba 23 escaños contra 22 del actual oficialismo. Finalmente, en la Cuarta sección y por un escaso margen ingresaba Fabio Britos (Consenso Federal), que reelige en el cargo.

Si se revalidan estos números, la fuerza que se convertirá en oficialismo a partir del 10 de diciembre controlará 45 bancas en Diputados, mientras que Cambiemos tendría, en principio, 44. Completan el esquema el Frente de Izquierda, Consenso Federal y 17 de noviembre.

En tanto, en el Senado Juntos por el Cambio retendría la mayoría con 26 bancas, mientras que el Frente de Todos se quedaría con 20. 

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí