La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, aseguró que la administración de Axel Kicillof no dejará “caer el salario como hizo el gobierno anterior”, aunque remarcó que lo que se acuerde con los gremios en las paritarias “tiene que ser sostenible y realizable en el corto y mediano plazo”.

Habrá un buen diálogo con los gremios”
MARA RUIZ MALEC

Durante una entrevista con Télam, la funcionaria precisó que en el encuentro que se llevará adelante mañana con los gremios de estatales y los sindicatos de maestros, el gobierno no irá “con un porcentaje definido”.

Reconoció Ruiz Malec que “puede haber diferencias”, pero estimó que “habrá un buen diálogo con los gremios” y apuntó que los sindicatos “comprenden y conocen cuál es la situación financiera de la provincia”.

La siguiente es la entrevista que concedió a Télam:

-T: ¿Con qué propuesta van mañana a la paritaria?

– MRM: Será el inicio del diálogo oficial, sentarse y pasar agenda de los temas que hay que ver. La paritaria no es solamente lo salarial: algunas cuestiones hacen al bolsillo de los trabajadores y otras a la calidad del empleo. Obviamente, el reclamo salarial va a ser uno de los primeros. El Ministerio de Economía ya trabaja en una propuesta. Pero hay que ver qué consideran ellos como prioritario, cuáles son los reclamos, qué otras cuestiones que afecten presupuestariamente a la provincia se van a poner sobre la mesa. Venimos hablando con los gremios pero iniciamos un diálogo oficial sobre cuáles son los pasos a seguir.

-T: ¿No van a ir con un porcentaje definido de aumento?

-MRM: No. Primero debemos revisar las demandas prioritarias y qué impacto tienen. También debemos ponernos de acuerdo en cuál es el punto de partida: si hubo pérdida cuál fue, cuál es la situación financiera de la provincia, qué se puede definir ahora y qué cuando haya más definiciones.

-T: ¿Cómo cree que será el vínculo con los gremios en este contexto?

-MRM: Los gremios comprenden y conocen cuál es la situación financiera de la provincia. Estos cuatro años fueron malos en el sentido salarial y en el trato, por lo que ahora hay una revaloración de cómo debe darse el diálogo y cuáles son las prioridades. Eso no quita que su rol es procurar los mejores acuerdos para los trabajadores. Pero hay una conciencia de que los acuerdos deben darse en un marco que le permita a la provincia afrontar el corto plazo y sostenerlos en el tiempo.

-T: ¿En qué sentido?

-MRM: En que si no, caemos en la irresponsabilidad que hizo María Eugenia Vidal de prometer cosas y no dejar un solo recurso. No dejó opciones: no se puede tomar deuda, y ni el Bapro ni la Nación están en condiciones de asistir al gobierno bonaerense. Lo que se acuerde tiene que ser sostenible y realizable en el corto y mediano plazo. El gobernador quiere un programa de gobierno que ponga a la provincia de pie. Los gremios comparten eso. Van a buscar lo mejor para sus afiliados y para los trabajadores que representan. Quizá haya diferencias, pero vamos a tener un buen diálogo.

-T: ¿Por qué no quieren la cláusula gatillo?

-MRM: La cláusula gatillo es una respuesta a un plan económico que buscaba adrede reducir salarios reales de los trabajadores. Indexar la economía hace que se corra siempre detrás de la coneja. Y, macroeconómicamente, es un mecanismo que no deja vía de escape. Si hay un problema como el que tenemos ahora de caja, no da posibilidad de pensar cómo trabajarlo. Estamos pensando un esquema que deje tranquilos a los trabajadores de que no van a perder con la inflación y que vamos a ir recuperando progresivamente lo perdido, pero que permita tener un diálogo para ir teniendo en cuenta la coyuntura.

-T: En este esquema, ¿piensan proponer algún otro método o cláusula de revisión?

-MRM: Sí. Porque si decimos que la inflación va a ser 20 y termina cerrando en 50 -porque le pifiamos mucho- no podemos no corregirlo. Este gobierno tiene la voluntad de que si eso se sucede, se corrija en serio. Espero que podamos avanzar en esa relación de confianza, que tiene que estar pactada en algún tipo de mecanismo que los deje tranquilos y que contemple la posibilidad de repartir mejor los beneficios cuando haya crecimiento. No vamos a dejar caer el salario como hizo el gobierno anterior. No puede ser que la mala sea siempre sea para los trabajadores.

-T: ¿Es una meta recomponer el salario?

-MRM: Sí. Es la columna vertebral del programa económico. El gobierno nacional y provincial piensan que para crecer tiene que haber consumo, gente comprando en el supermercado y los almacenes, haciendo obras en la casa, yéndose de vacaciones. Si eso no está, el modelo económico no funciona. No sólo es un deseo ideológico sino también práctico.

-T: ¿Cuándo van a convocar a judiciales y médicos?

-MRM: La idea es convocarlos en breve.

TELAM

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí