La temporada de verano en la provincia de Buenos Aires quedará habilitada a partir de diciembre y habrá “cupos” para evitar aglomeraciones en playas y balnearios, además de controles en las rutas y en el transporte para garantizar un flujo máximo de circulación.

Así lo definieron hoy funcionarios provinciales junto a intendentes de los distritos turísticos de la provincia, a través de una reunión virtual en la que sellaron detalles de los protocolos que el lunes presentará el gobernador Axel Kicillof en Mar del Plata, en una suerte de “lanzamiento” de la temporada.

Según pudo saber DIB, en principio habrá dos fechas para el regreso de la actividad en los destinos turísticos: el 1° de noviembre se autorizaría el ingreso de los no residentes que tienen propiedades en los distritos turísticos; y el 1° de diciembre se habilitarían los viajes de turistas.PUBLICIDAD

Claro que esto no implicará una vuelta a la “normalidad”: la Provincia evalúa establecer una suerte de “cupo” de turistas para evitar aglomeraciones, y lo haría por dos vías. Por un lado, a cargo del ministerio de Transporte de la Nación, se establecerán “mecanismos de regulación para medios de transporte” como autos particulares y ómnibus de corta, media y larga distancia. De esta manera se apunta a conocer y calibrar el flujo de personas hacia los destinos turísticos.

Por otro lado, se analiza utilizar la app “Cuidar” para contar con un registro de playas y balnearios habilitados y tener así un registro de la afluencia de público a esos lugares, con el objetivo de evitar aglomeraciones.

Protocolos y controles

El jefe de Gabinete Carlos Bianco y el ministro de Producción Augusto Costa se reunieron de modo virtual con intendentes de 12 municipios turísticos, junto a quienes se evaluaron los distintos protocolos sanitarios a aplicar durante la temporada y las condiciones de ingreso a los distritos.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí