Más de 700 reclusos realizan una huelga de hambre pacífica en la Unidad Penitenciaria Nº 15 de Batán para denunciar condiciones de hacinamiento y falta de medicamentos, entre otras situaciones.

La medida de protesta, dirigida hacia el Gobierno bonaerense, fue comunicada por la Coordinadora de Familiares de Detenidos. Además, se realizó una presentación en la Procuración General de la provincia.

La organización sostuvo que a las precarias condiciones materiales de las cárceles se suman as “demoras indebidas en el otorgamiento de beneficios a pesar de reunir todos los requisitos legales” y “el exceso en los plazos de duración de la prisión preventiva”.

Señalaron también que la medida de fuerza es “pacífica” y abarca a otras unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires y del país. (DIB)

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí