“La gente está triste porque ya no puede comer carne”

Con la inflación como eje central de la discusión política y económica en un año que pese a ser electoral no despierta planes a mediano y largo plazo para salir de la recesión, los productos básicos de la mesa de los argentinos pasaron a ser para muchos “un lujo”.
Mario Aiello,propietario de la cadena de Granja y Carnicería LIDMAR de Mar del Plata sostuvo que “pese a nuestro esfuerzo por mantener y aguantar los precios todo lo posible, la gente está triste, se mide, consume poco”.
Pese a que los negocios de Barrio de la ciudad no están impactados por el acuerdo de precios lanzado recientemente por los Ministerios de Economía, Y Producción de la Nación, Aiello reconoció que “la gente viene y pregunta igual si tenemos cortes a esos precios y tenemos que acercarnos a la gente si o si”.

Según dieron a conocer días atrás desde la Asociación de Productores Porcinos bonaerense la baja en el consumo de carne vacuna inclinó a las familias a comprar cerdo, ante esto, Mario Aiello dijo que “Si, es totalmente cierto, no se trata de una cuestión cultural si no de necesidad. El valor del cerdo esta por debajo de la media de la carne e incluso del pollo y la variedad es buena y se puede reemplazar en cualquier plato”, aseguró.

Los datos oficiales

El promedio anual de consumo de carne se ubica en 54,5 kilos por habitante, con una baja interanual de 5,7 por ciento.
Según el último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, (Ciccra), la demanda doméstica de carne vacuna se ubicó en marzo en 54,5 kilos por habitante al año.
Representa una baja de 5,7 por ciento respecto al valor de hace 12 meses y es uno de los valores más bajo en la historia.

Consumos históricos
De acuerdo con la serie histórica de casi 60 años de estadística del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), no hay un año en que el consumo de carne vacuna haya cerrado en una cifra menor a la que registró en marzo.
“Cuando se considera el promedio del primer trimestre de 2019, el consumo aparente fue de 49,6 kilos por habitante al año resultó 13,4 por ciento menor al del primer trimestre de 2018”, precisa el informe de Ciccra.

Producción

En el primer trimestre de 2019, el volumen de carne vacuna producido llegó a 701 mil toneladas res con huevso, 6,1 por ciento por debajo del nivel registrado en el primer trimestre de 2018. Representa 45,9 mil toneladas menos.
Según Ciccra, la demanda interna habría absorbido 552,1 mil toneladas en el primer cuarto del año, es decir 13,4 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2018. El equivalente a 85,1 mil toneladas.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí