El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insurralde, recibió el alta hoy luego de pasar trece días internados a raíz de haberse contagiado Covid-19, por lo que seguirá su recuperación de forma domiciliaria.

Insaurralde estuvo internado en el hospital municipal de Llavallol en un estado complicado, ya que es un paciente de riesgo: se recuperó de un cáncer, es asmático y padece una insuficiencia renal.

Pero su estado mejoró a partir de que fue sometido a un tratamiento con plasma sanguíneo de pacientes recuperados, una terapia que se está utilizando con buenos resultados en pacientes graves.

El propio Insaurralde contó días atrás el impacto que tuvo ese tratamiento, en un contacto que tuvo desde el Hospital con “La peña de morfi”, uno de los programas de TV en los que trabaja su pareja, Jésica Cirio.

“El miércoles (de la semana pasada” fue un quiebre de la enfermedad”, dijo. “Me llegó el plasma, me hicieron una pequeña intervención quirúrgica para pasármelo porque yo no tengo buenas venas”.

Insaurralde dejó bien claro el impacto de esa terapia: “me siento bárbaro. Tengo una capacidad pulmonar bárbara. Con oxígeno, sin dolor muscular y sin dolor de garganta. Estoy un poco colorado por los corticoides, pero estoy bien”.

Además, Insaurralde dijo a médicos y enfermeros que lo trataron que haberse recuperado en un hospital público municipal “tiene un condimento especial” y recordó “todo lo que luchamos por la salud pública”.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí