Mala Fama es Hernán Coronel. Un artista inclasificable que desde el 2001 viene expresándose de manera singular a ritmo de cumbia. Sobreviviente de la primera generación de la cumbia villera continúa reinventándose alzando la bandera de la vagancia como gesto de resistencia y cosechando cariño por todos los rincones: ostenta tener el récord mundial de selfies solicitadas (y otorgadas) sumado a un diccionario de fantasía con frases de culto (“Ke te paso en la cara whots” “Ja-pish” “pa un lado las sanguijuelas y pal otro la gente humilde”) que ahora se potenció con el uso de las redes sociales convirtiéndolo en un auténtico influencer cumbiero. Su sonido se caracteriza por tener una estampa “sinfónica” basada en la función “pizzicato” de los teclados y una marcha que por momentos se traba o se enrosca a propósito, con muchos arreglos percusivos. Sus primero hits fueron “La Marca de La gorra” y “El Guampachata”, luego vino la etapa de “La Motito de Carlitos” y “ Que se Mueran Los Feos” hasta llegar al gran momento actual con canciones (“kancioneras”) como “Yo uso Visera” y “Cochi Nini” que explotaron tanto en la pista de baile como en las más de 20 millones de reproducciones de sus videoclips. Hernan Coronel, “Soy Molo Fomo nou tengou solucion.” Pd: Viva la gente Humilde y los guisos de mi vieja.

Mala Fama, Dante Spinetta – Gordo Rata


Acerca de Dancing Mood 
Se formó en Buenos Aires por iniciativa del trompetista Hugo Lobo, quien supo plasmar mejor que nadie las enseñanzas de los jamaiquinos The Skatalites, su grupo de cabecera, y combinar el reggae y el ska con las armonías y el humor del jazz de los años 40 o 50 en una Big Band liderada por vientos. 
Nacido en cuna de músicos, desde los cinco años tocaba la batería, en el conservatorio estudió piano y a los 15 se decidió por la trompeta. Embelesado por la música que venía escuchando desde chico, paso de Quincy Jones a Henry Manzini, de Rubén Blades a Héctor Lavoe, The Specials a Madness, el ska, el reggae, el soul, la salsa el jazz, todo influenciaba a su atracción por los vientos. Estudioso de los estilos pronto supo fusionar un Duke Ellington con un Delroy Wilson o un Burt Bucharach con un Count Basie o un Gillespie con un Parker y convertir así cada show en una celebración más allá de los géneros y empuñar su trompeta y disparar standards, coreados y pogeados por multitudes.La experiencia a pesar de su juventud de haber tocado y grabado en muchísimas bandas del circuito nacional (Viejas Locas, Callejeros, Satelite Kingston, Riddim, Turf, Ataque 77 , Mimi Maura, Todos tus Muertos, Intoxicados, Damas Gratis y un veintena más) y de su amor por las big band lo llevó mas lejos y acopló una banda sinfónica. Cada uno de los arreglos para la orquesta corre por cuenta de Hugo Lobo, bajo el complejo camino de lo instrumental cada pasaje refleja la algarabía del buen ska. 
Todo esto es DANCING MOOD un caso único dentro de la escena del “rock nacional”.

A cerca de PANALEs una banda de reggae y ska conformada por músicos de Mar del Plata que presenta un show en el que suenan temas propios y versiones de clásicos con identidad personal. Dos discos editados: En 2011 Niño Antena y en 2019 Mil Vidas, éste último producido por Marcelo Adrián Sposito (Kapanga- Caligaris). Una obra que expresa en cada canción, que incluye, en homenaje al cantautor argentino Horacio Guaraní, una versión muy particular de su canción Amar Amando. Después de 13 años de giras, recitales y viajes y de compartir escenario con bandas consagradas como Nonpalidece, Dancing Mood, Dread Mar I, Israel Vibration, Alpha Blondi. Panal se presenta con la banda completa en una mixtura en la que combinan el sonido emocionante de los vientos, la psicodelia de los teclados y el romanticismo de las voces femeninas. Panal invita, envuelve y hace vibrar al público de todas las edades.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí