Según el jefe comunal,
Según el jefe comunal, “no estamos en desacuerdo con la cuarentena pero tenemos una visión distinta”. (Municipio de Tandil)

El intendente de Tandil, el radical Miguel Lunghi, afirmó este jueves que en su distrito se está viviendo una “tensión social importante”, ante el reclamo de comerciantes que quieren retomar sus actividades, en el marco del aislamiento social, y dijo que su reclamo al Gobierno bonaerense para una mayor flexibilización “no busca hacer política partidaria”. “Soy un radical que tiene la camiseta puesta de Tandil”, aseveró Lunghi, en respuesta a declaraciones de la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, quien dijo más temprano que el jefe comunal se encaminaba a “un acto de rebeldía”.

“En Tandil estamos teniendo una tensión social importante. Todos los días tengo los distintos rubros en la municipalidad pidiendo la apertura”, dijo Lunghi en diálogo con Radio La Red, en el que recordó que la ciudad ya lleva 35 días sin contagios de coronavirus.

En ese marco, el jefe comunal dijo que, con su reclamo al gobierno de Axel Kicillof de lograr una mayor flexibilización en su distrito, no busca “bajo ningún punto hacer política partidaria con el dolor, la angustia, la pobreza que estamos viviendo”.

El intendente sostuvo asimismo que no está “en desacuerdo con la cuarentena” ni tiene “un problema con el gobierno provincial”, pero reconoció que tienen “una visión distinta”.

“Queremos ir abriendo algunos rubros y servicios más para darle un poco más de movimiento a la economía que viene mal. Hay despidos. Hay un 40% de gente que vive en negro y a esa gente la están despidiendo”, sostuvo el jefe comunal.

“Tengo la camiseta puesta”

“Soy un radical que tiene la camiseta puesta de Tandil”, aseveró Lunghi. Así, respondió a declaraciones realizadas por la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, quien esta mañana sostuvo en declaraciones radiales: “Que un intendente diga que va a abrir le den o no la habilitación es un acto de rebeldía”.

Lunghi descartó que su reclamo a Kicillof tenga que ver con un alineamiento político con la ex gobernadora María Eugenia Vidal: “Eso es de una bajeza total. Vidal me llamó en octubre, y después no hablé con ella”.

Finalmente, Lunghi reconoció que Kicillof “tiene un problemón con el Conurbano y lo apoyamos, pero estamos pidiendo flexibilización en el interior de la provincia de Buenos Aires, donde somos menos en un espacio muchísimo más amplio donde por suerte tenemos cloaca, agua, gas”. (DIB)

Artículo anteriorLa positividad de teatros en Barrios vulnerables es del 50%
Artículo siguienteContinúan hoy los testeos en el barrio Cabezas, de Berisso y Ensenada, que fue aislado parcialmente
Desde 2011 Corresponsal e informativista de @Continental590 | Press | #JusticiaParaCallejeros | Ya Tengo un Martin Fierro y ojalá que siempre sea rock

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí