Lucas Pertossi y Enzo Tomas Comelli, dos de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, cumplen mañana 20 y 21 años respectivamente, en una situación muy diferente a la que hubieran proyectado antes del 18 de enero.  

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) aseguraron que “por el momento” no hay ningún pedido realizado por los dos presos de la unidad 6 de Dolores ni por sus familiares para que se les autorice una visita especial.

“La única visita autorizada que tienen esos presos son los días jueves de 18.30 a 19.30”, dijo una fuente del SPB, aunque aclaró que en general un interno puede pedir una visita especial, lo que no ocurrió hasta el momento.

Lucas Pertossi es joven del grupo que, de acuerdo a la recopilación de audios y mensajes de los teléfonos celulares, escribió en un Whatsapp la palabra “caducó” refiriéndose a Fernando ya golpeado, lo que hace pensar a los abogados de la familia de Báez Sosa y la fiscal del caso que los imputados sabían ya en la madrugada del 18 de enero que habían asesinado a una persona.

Estos dos rugbiers permanecen alojados en una celda de la Alcaidía del penal de Dolores junto a seis de sus amigos: Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18) y Matías Benicelli (20).

Por disposición de las autoridades del penal, los ocho rugbiers están separados del resto de la población carcelaria, para evitar que puedan sufrir agresiones. (DIB) 

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí