Internos de cárceles bonaerenses que mantenían una huelga de hambre desde hace más de diez días, comenzaron a levantar la medida de fuerza tras el anuncio del Gobierno de Axel Kicillof de convocar a una mesa de diálogo para solucionar la superpoblación carcelaria.

Según pudo saber DIB, la decisión fue tomada por detenidos que permanecen alojados en las unidades penitenciarias 2 y 27 de Sierra Chica, en el partido de Olavarría, y la 31 de Florencio Varela. Desde el Ministerio de Justicia bonaerense, a cargo de Julio Alak, confirmaron la información y aseguraron que, de acuerdo a su relevamiento interno en los penales, “va bajando la huelga”.

Desde Sierra Chica, familiares de presos informaron al portal local Infoeme que la decisión de levantar la huelga de hambre corresponde a la voluntad de las autoridades de dialogar para intentar llegar a una solución del conflicto. El levantamiento momentáneo de la medida se da sobre todo en la unidad 2, donde reclaman beneficios como la conmutación de penas o arrestos domiciliarios, además del cambio de paradigma en la aplicación de prisiones preventivas, entre otros pedidos.

Desde la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), designada Mecanismo Local de Prevención de la Tortura, informaron que la huelga de hambre fue levantada también en la unidad penitenciaria de Florencio Varela. Sin embargo, aseguran que se mantienen en otras dependencias.

La huelga alcanzó 27 de las 64 cárceles y alcaidías del Servicio Penitenciario Bonaerense, según la CPM. Según el monitoreo del organismo, el reclamó comenzó por falta de alimentos, pero luego se transformó en “una generalizada demanda por la mora judicial e implementación de una política criminal regresiva desde la perspectiva de derechos humanos”. (DIB) 

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí