El Gobierno bonaerense aseguró que el 80% de las personas que participaba de la toma de tierras en Guernica ya se retiró del predio y advirtió que a partir de mañana comenzará a regir el plazo del desalojo dispuesto por la Justicia, por lo que les pidió a las personas que aún permanecen allí que negocien su salida.

En una conferencia de prensa realizada desde la toma, el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, aseguró que el 80% de las personas que participaban de la toma (unas 600 familias) dejaron el lugar de forma voluntaria luego de acordar “soluciones de su problema de hábitat” con el Gobierno.

Sin embargo, el funcionario indicó que aún quedan unas 150 personas que mantienen la toma, y advirtió que queda poco tiempo para negociar: “Nos quedan unas horas, mañana empieza a intervenir el juez y nosotros seremos auxiliares”.

Larroque apuntó contra algunos sectores políticos -a los que no identificó- al sostener que “este acuerdo fue obstruido por ciertos actores que nunca quisieron colaborar”. Pero dijo que aún “seguimos esperando para llegar a un acuerdo en el tiempo que nos queda”.

“Llamamos a la reflexión a las personas y los partidos que siguen siendo parte de la toma que encontremos una salida dialogada. Tenemos tiempo para lograrlo”, sostuvo.

En el mismo sentido, la ministra de Gobierno Teresa García señaló: “Para hacer política hay mucho tiempo en un año electoral. No hay que hacer política con la necesidad de la gente. Pedimos encarecidamente que reflexionen que los gritos no resuelven las cosas”.

Las medidas

Desde el Gobierno señalaron que los acuerdos con las familias que mantenían la toma consisten en subsidios para el pago de alquiler o para la construcción de habitaciones en viviendas de familiares en las que estuvieran viviendo antes de trasladarse a Presidente Perón, o la ubicación en pensiones y otros alojamientos.

Larroque precisó que el 75% de las personas que participaban de la toma eran de Presidente Perón, mientras que los restantes provenían de las localidades vecinas. Además, sostuvo que también se asistirá a otras 1.500 personas que si bien no estaban instaladas en el predio recurrieron a pedir asistencia. 

“No estamos solo pensando en soluciones inmediatas, de asistencia de tipo habitacional, sino en una solución de fondo que se enmarca en el plan provincial de hábitat, que van a marcar un antes y un después”, indicó. 

Tiempo de descuento

Tanto Larroque como García y el ministro de Justicia, Julio Alak, hicieron énfasis en que desde este jueves comenzará a regir el plazo del desalojo dispuesto por la Justicia.

“No hay más margen para pedir nuevas prórrogas porque el tiempo que hubo para acoplarse a este acuerdo fue obstruido por ciertos actores que nunca quisieron colaborar”, dijo Larroque. Por su parte, Alak precisó que “mañana inexorablemente hay que desalojar el predio por orden judicial”.

A fines de septiembre, el juez de Garantías de La Plata –con asiento en Cañuelas- Martín Rizzo aceptó postergó durante todo octubre el desalojo de la toma, que originalmente había sido previsto para el 23 de septiembre. 

La resolución indica que el desalojo deberá realizarse el 15 de octubre o supletoriamente los días 16, 19, 20, 21, 22, 23, 26, 27, 28, 29 o 30 de octubre. De esta manera, el magistrado había decidido dar un plazo mayor para las negociaciones, pero en los papeles ya podría autorizar el accionar de la policía a partir de mañana.

Al igual que en el fallo anterior, Rizzo resolvió que el desalojo debe hacerse en horario diurno y siempre que las condiciones climáticas lo permitan. Participarán del operativo la Policía “con el mayor cuidado de la integridad física de las personas y de los bienes que se hallaren” en el lugar. (DIB)

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí