Fabián Gerardo Tablado, el femicida que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia y el viernes último recuperó la libertad tras cumplir su pena, tiene colocada una tobillera electrónica con la que se lo controla 24 horas para que cumpla la orden de restricción perimetral que le prohíbe acercarse a menos de 300 metros de su ex mujer y sus hijas mellizas, informaron hoy fuentes judiciales.

La orden del colocarle el dispositivo fue dictada por la jueza de Familia 2 de Tigre, Silvia Sendra, la misma magistrada que antes de que recuperara el viernes su libertad de la Unidad 21 de Campana, le notificó a Tablado que tenía una perimetral por el potencial peligro que podía representar para su ex mujer, la docente Roxana Villarejo -con quien se casó en al cárcel en 2007, luego se separó y amenazó de muerte-, y para sus hijas de 11 años mellizas.

¿Qué te pareció la noticia?

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí